POR PIFIAS DEL FISCAL PODRÍA LIBRAR CARGOS DUARTE

Comenté en “Prosa aprisa” de ayer (“Duarte, ¿camino a la impunidad?”) que el exgobernador Javier Duarte ya está en la cárcel pero que eso dista mucho de que un juez lo declare culpable en forma definitiva y le dicte la sentencia ejemplar que todos los veracruzanos reclaman.

Dije: Lograrlo es, para mí, lo verdaderamente relevante, que él y los suyos devuelvan o se les decomise todo lo que se hayan robado, pero en una de esas vamos a ver pasar los años y un buen día nos enteraremos que finalmente lo exoneraron y que el gordo se dedica a disfrutar de lo mal habido a costa de los veracruzanos junto con toda su familia, que ya lo está haciendo en Europa.

“Una cosa, pues, es la promesa de campaña del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de que lo metería a la cárcel (lo que hizo el Gobierno Federal) y haría a que devolviera lo sustraído (lo que no se ve claro ni para cuándo), así como todo el ruido mediático, y otra es lo de fondo, la batalla legal, que no se ve que vaya a estar fácil para las partes acusadoras y que se puede prolongar por muchos años”.

Señalé: Duarte y su red delictiva, pues, podrían estar camino a la impunidad mientras que Veracruz está sumido en la peor crisis económica que ellos generaron y que no se ve para cuándo se va a atenuar y menos a acabar.

Me referí también a las denuncias que presentó la actual Fiscalía de Veracruz por los presuntos delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal, peculado, tráfico de influencias y coalición, sobre lo que, recordé, el pasado 27 de junio, en otra audiencia, Duarte las calificó de “infundadas, ligeras, vagas, imprecisas y completamente dictadas desde el escritorio”.

Ayer, una nota firmada por Víctor Chávez, que se publicó en el sitio informativo “Nación 321. Hagamos Nación”, que aloja en su espacio el periódico El Financiero, dio a conocer que Duarte podría librar esos cargos por “ineficiencias” en la Fiscalía a cargo de Jorge Winckler Ortiz.

De acuerdo al trabajo informativo de Chávez, un estudio jurídico de expertos y especialistas que hizo la Sección Instructora de la Cámara de Diputados federal advierte que al llegar a México Duarte “podría librar los cargos de que se le acusa, debido a la ineficiente actuación de la Fiscalía del Estado”.

El documento expone, agrega el reportero, que “si el fiscal local (Jorge Winckler Ortiz) continúa operando y tomando decisiones con ilegalidades se le puede caer todo el caso y el expediente con el que se pretende sancionar a Duarte de Ochoa, por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, peculado, tráfico de influencias y coalición, por los que se libraron dos órdenes de aprehensión”.

Subraya –sigue la nota– que “ya sea por errores o por una actuación deliberada, más bien política, con fines mediáticos, la Fiscalía de Veracruz ha mostrado graves ineficiencias, tanto en el caso de Antonio Tarek Abdala, como en el de Eva Cadena”.

Añade el texto: “Es una situación muy delicada y de alto riesgo, que dejaría en evidente ridículo no sólo a la Fiscalía, sino a todo el gobierno del estado y al país entero, frente al proceso de extradición de Duarte”. 

El reportero  Víctor Chávez dijo que el análisis jurídico recuerda que “muchas faltas graves y una clara negligencia de la Fiscalía han quedado en evidencia; desde la petición del juicio de procedencia que hizo en contra del diputado Tarek Abdala, extesorero de Duarte, sin contar con una carpeta de investigación debidamente elaborada y perfectamente concluida como prueba de sus acusaciones”.

Con el añadido de que “tampoco tomó en cuenta que el legislador contaba con un amparo emitido por un juez, y por el cual la Sección Instructora se vio imposibilitada e impedida para dictaminar al respecto” (o sea, se entendería que Tarek está libre por las pifias de Winckler).

Concluye diciendo el periodista que el estudio jurídico remarca que el antecedente del caso de Cadena también va en contra de las actuaciones de la Fiscalía, ya que expone que “por el desconocimiento del proceso jurídico básico, el fiscal no sólo no podrá proceder penalmente, sino que ésta podrá incluso demandarlo por abuso de autoridad, daño moral y hasta por daño patrimonial”.

Si se llegara, pues, a confirmar lo que ya anotan los expertos y especialistas de la Comisión Instructora de la Cámara de Diputados, harán “el ridículo” Winckler y su Fiscalía y de paso harán hacer el ridículo al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, y por lo que hace a los cargos del Gobierno del Estado se pueden caer, con lo que, como señalé ayer, Duarte estaría camino a quedar impune. Todo por “decisiones con ilegalidades”, “errores”, por una actuación “política con fines mediáticos”, por “graves ineficiencias”, “por muchas faltas graves y una clara negligencia”, por “desconocimiento del proceso jurídico básico” y por la “ineficiente actuación de la Fiscalía del Estado”.

Prosa aprisa// Por: Arturo Reyes Isidoro