Beatriz Piña, entre la mediocridad y la ignorancia

Por: Jorge Ballesteros

Con la llegada de la Cuarta Transformación al poder, no tan sólo se sumaron elementos comprometidos con este proyecto de gobierno, también se enquistaron negros personajes que ansiaban vivir del presupuesto para poder salir de la pobreza y la mediocridad… algunos y algunas, ya no son pobres, pero siguen siendo mediocres.

En Tuxpan, MORENA generó muchas expectativas en el gobierno municipal, pero todo se desmoronó a los pocos meses de iniciada la administración cuando la regidora Beatriz Piña Vergara y sus compañeros morenistas, mostraron que seguían actuando como tribus primitivas.

Pero ¿quién es Bety Piña?

Bety Piña aparece en la base de datos del gobierno municipal como licenciada en derecho con pasantía.  Bajo la sombra de Morena ha intentado mantener como rehén el ejercicio gubernamental de Tuxpan e incluso, en varias ocasiones, junto con su aliada la Sindica Areli Bautista lograron paralizar la actividad administrativa, afectando a los ciudadanos.

La Sindica es incondicional de Bety Piña, quien la ha deslumbrado mostrándole un currículum donde se puede leer que, además de ser licenciada en derecho con pasantía, se desempeñó 5 años en un despacho jurídico y 2 años en el Colegio de Derecho.

Lo cierto es que la “licenciada” Beatriz Piña Vergara ya demostró que lo del Derecho no se le da o simplemente no sabe nada. Basta recordar que la citada “licenciada” y regidora sólo hizo el ridículo cuando llevó un juicio ante el Tribunal Electoral de Veracruz y lo perdió porque presentó un recurso de impugnación casi un mes después de que había fenecido el plazo.

Pero, lo más penoso, por no decir vergonzoso, fue que en ese juicio ella era la afectada, porque habían violentado sus derechos políticos electorales como ciudadana. Su defensa fue tan mala que incluso, en el expediente TEV-JDC-267- 2018, sólo había copia simple del acta N° 82/2018 de la sesión de cabildo que ella atacaba jurídicamente. Bety no sabía que las copias simples no tienen valor probatorio pleno.

Al presentar en el Tribunal Electoral una demanda extemporánea demostró por completo su ignorancia, ya que la “licenciada” tampoco sabía que sólo tenía 4 días para interponer el medio de impugnación (Artículo 358 Código Electoral). El plazo se le venció el 28 de septiembre de 2018 y ella se presentó el 23 de octubre.

Los magistrados simplemente desecharon su demanda por haberla presentado en forma extemporánea. Lo bueno fue que ella se defendía sola, de lo contrario pobre de su cliente.

Así que, si alguna vez necesitan un licenciado, aguas con la licenciada Piña, pues aun cuando les diga que es la máxima autoridad de Morena en Tuxpan y que es licenciada, hay que tomarlo con muchas reservas.