Bendito el caos, síntoma de libertad

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

El Caos de un país no es del presente, se ha construido a lo largo de, al menos, los últimos treinta años, cinco sexenios del PRI y PAN, que enlazados, torcidamente sin ideas ni valores, solo la añoranza de un pasado glamoroso por la corrupción, la violencia, el saqueo y la compra de conciencias.

El antropólogo Claudio Lomnitz, en El País, enfatiza claramente: “Entonces, tienes un país que ya no se corresponde en su base económica. El relato del México profundo no se corresponde bien a la economía ni a la geografía económica. Ese México profundo ya no existe. Y puede ser más problemático en algunas regiones más que en otras… Estamos en una situación en la que el Estado y la sociedad están en un hoyo, entremezclados en una manera en que la gente le da angustia siquiera pensar de qué manera se puede salir”.

En estos momentos de definición política, en que la oposición se siente acorralada en búsqueda de sus identidades perdidas, con la credibilidad al fondo del abismo. Sus propuestas se reducen a lo contestatario, a criticar todo lo que les fue arrebatado, a fundirse en mentiras, declaraciones improvisadas, manejo mediático que fue financiado por los recursos sustraídos del erario y por el crimen organizado que le financió campañas, les subsidió el huachicoleo y, sobre todo, involucró a organizaciones empresariales, empresas y empresarios en el lavado del dinero.

Oposición que ahora se refugia en la falsa estirpe de intelectuales, novelistas, historiadores, analistas, dirigentes partidistas, “luchadores” sociales y toda una pléyade de cerebros sometidos a los intereses prevalecientes en el periodo neoliberal. Autores, hacedores, pensadores y sobre todo transadores, que se sujetaron a las prebendas del poder sexenal en los periodos de Salinas de Gortari a Peña Nieto.

Treinta caballeros, que como la otrora prosperidad de la ciudad de Córdoba, hoy hundida en el secuestro, asesinatos, feminicidio, latrocinios al por mayor. Treinta caballeros de estirpe político-cultural, que fueron amamantados por la gran loba de la corrupción, el robo al despoblado, cómplices del cínico saqueo a la nación. Treinta firmantes en abierto con el respaldo de muchos más ocultos tras bambalinas.

“Ni son todos los que están, ni están todos los que son” frase que suele referirse a los manicomios, pero que encaja a la perfección en esta oposición famélica y desfigurada.

Intelectuales que piden quitar a Morena la mayoría en San Lázaro en 2021 fueron quienes firmaron el desplegado: “Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia”, en la que se sostiene que el mandatario “polariza a la sociedad en bandos artificiales, desacredita la autoridad de los órganos especializados como el INE y ataca toda forma de expresión que no se identifique con su visión política… Es imperativo corregir el rumbo y recuperar el pluralismo político y el equilibrio de poderes que caracterizan a la democracia constitucional… Es necesario que esta alianza obtenga la mayoría para asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo y obligar al gobierno a respetar la pluralidad democrática”.

No que no, BOA, FRENAA et al, entre los firmantes hay un Aguilar Camín, exhibido por Animal Político de jugosos moches en el Salinismo; o un Enrique Krauze, recién contratado por el gobernador de Jalisco para “echar flores a su molino”; o Jesús Reyes Heroles, extitular de Pemex y hoy consejero y socio de las grandes trasnacionales beneficiadas con la reforma energética. Otros intelectuales confusos y difusos como Roger Bartra o Jean Meyer, analistas como Soledad Loaeza y Gabriel Zaid, un novelista Enrique Serna, Javier Sicilia y muchos más vinculados a partidos perdedores, empresas lavadoras, gobiernos expulsados.

Dónde quedaron Dresser, los Lozano (Gilberto y Javier), Marko el racista-fascista, los conductores Loret de Mola, Gómez Leyva, dónde quedaron Hiriart, Alemán, Riva Palacio y Ferriz de Con.

Dónde quedó De Hoyos, Bringas y el junior Claudio X, quienes han luchado a cielo abierto contra la transformación de sus carteras, en complicidad con legisladores prostituidos, exfuncionarios enriquecidos.

¿Dónde se quedaron los que no llegaron a firmar?, ¿por qué cobraban mucho los desplegados? o de plano no les autorizaron sus promotores. No son todos o solo están a los que les pidieron salir.

La respuesta no se hizo esperar. AMLO expresó el “Bendito Coraje” en Twitter, Facebook y YouTube y magnificado en la mañanera subsecuente en pantalla abierta y lectura por Jesús Ramírez. Dentro de lo que se destaca: “Celebro que escritores y periodistas que han defendido desde siempre el modelo neoliberal o neo porfirista se agrupen, se definan y dejen de lado la simulación para buscar restaurar el antiguo régimen, caracterizado por la antidemocracia, la corrupción y la desigualdad… Quizá lo único que pueda reprocharse a tan famosos personajes es su falta de honestidad política e intelectual, manifestada en el mismo contenido de su proclama. Bastaría con preguntarles: ¿cómo contribuyeron a “los avances democráticos… para salir de un sistema autoritario y establecer la democracia” si casi todos ellos defendieron o guardaron silencio cómplice ante los fraudes electorales de la historia reciente del país?” y concluye: “En fin, en 2021 el pueblo decidirá libremente sobre su destino. Y de verdad no creo que la mayoría apoye el regreso al país de la corrupción, de los potentados, de los intelectuales orgánicos, de los privilegios, de la hipocresía, de la marginación, del clasismo y del racismo. No cabe duda de que vivimos tiempos interesantes. Sea por interés o por puro coraje, los conservadores que fingían ser liberales por fin se están quitando la máscara”.

Y dentro de diez meses se verán las caras gobierno del cambio y sus opositores, pero será el pueblo el que decida, coño, al fin, libremente, si esto se estanca o consolida. Mientras la justicia sigue su curso, aniquilando la Verdad Histórica, repatriando a Emilio Lozoya, César Duarte y Tomás Zerón, destapando las cañerías de corruptelas, entrega de recursos, saqueo del dinero público, moches a legisladores, enriquecimiento ilícito de exfuncionarios, como el Calderón y sus bravatas etílicas del México jamás libre pero siempre apresado, hasta las mañanitas y el happy birthday, del Vicente Fox el eterno brabucón, ahora se vende por 255 dólares en cameo.com

Compra venta de conciencias añorando el privilegio. Prostitución del pensamiento prostituido. Promiscuidad corrupta. O, simplemente, ansia desesperada por hacer regresar al pasado.

Ya lo cantó Doris Day: “Que será, será, lo que tenga que ser será” canción dedicada a exfuncionarios, legisladores, empresarios, periodistas involucrados con el saqueo de la nación.