Un “primor” de “transformación”

Rúbrica

Por Aurelio Contreras Moreno

A pesar de las cuentas alegres y las encuestas “cuchareadas” con las que pretenden engañar a la ciudadanía, la realidad es que Morena no las trae todas consigo en el estado de Veracruz de cara a las elecciones del próximo 6 de junio.

Entre sus conflictos internos, una pésima administración y la certeza de que incurren en los mismos –si no es que en peores- actos de corrupción de quienes les antecedieron, el partido en el gobierno estatal y varios municipales se enfrenta a la posibilidad real de una debacle electoral que le arrebate el control de los principales entes de poder en Veracruz.

Por supuesto que siguen teniendo en sus manos la maquinaria electorera de los programas sociales asistencialistas y su ingente cantidad de recursos económicos para condicionar, coaccionar y comprar el voto de los beneficiarios. Pero aun así, las alarmas se encendieron en el morenismo veracruzano y están buscando a toda costa la manera de evitar el naufragio, así sea postulando o dando espacio a los mismos personajes del “pasado” que juran que combaten.

Aunque los simpatizantes y algunos integrantes del lopezobradorismo pretendieron negarlo, el acercamiento de la ex presidenta municipal de Xalapa y ex dirigente estatal del PRI Elizabeth Morales García con operadores de Morena es real. Tanto así, que quien fuera la síndica del Ayuntamiento que encabezó y que sigue siendo su “brazo derecho”, Michelle Servín González, está volcada en el trabajo proselitista a través de los “comités del cambio verdadero” del Movimiento de Regeneración Nacional y hasta envía boletines augurando que este partido “arrasará en Xalapa”.

Pero es precisamente la capital veracruzana una de las principales preocupaciones del morenato. La gestión del actual presidente municipal, Hipólito Rodríguez Herrero, ha sido absolutamente desastrosa –en buena medida por los boicots que le han hecho desde el mismo gobierno estatal- y eso ha impactado en las tendencias del voto hacia Morena, que verdaderamente puede perder el primer municipio importante que ganó en el país y propiciar un “efecto carambola” en varios más en el estado de Veracruz.

No fue casual ni una ocurrencia pues que este lunes un grupo de legisladores, entre las que se encontraban dos diputadas locales y una federal que buscaron abiertamente la candidatura de Morena a la alcaldía xalapeña, hayan salido a suplicarle al senador y ex munícipe priista Ricardo Ahued Bardahuil –quien es bastante popular en la ciudad que gobernó- que acepte ser postulado y evite la derrota.

Y como en la política actual no hay escrúpulo que valga, mediante la alianza que suscribió con el nada honorable Partido Verde, Morena terminará apoyando candidaturas como la de Javier Herrera Borunda a la diputación federal por Cosamaloapan. Sí, del hijo del ex gobernador priista de Veracruz Fidel Herrera Beltrán, en cuyo sexenio lanzaron sus carreras políticas, entre otros, Elizabeth Morales y Ricardo Ahued.

Vaya “primor” de “transformación”, ¿no?

 

Nueva matanza en Veracruz

Y por si algo le faltara a Veracruz, una nueva matanza se registró en Las Choapas, al sur de la entidad, donde este domingo fueron asesinadas a mansalva doce personas, cuyos cuerpos –que presentaban signos de tortura- fueron maniatados y arrojados en un paraje. La versión del gobernador Cuitláhuac García es que se trató de una venganza entre “ganaderos”.

Sin palabras.

 

Email: aureliocontreras@gmail.com

Twitter: @yeyocontreras

 

 

 

Foto: @javierherreramx