Vacuna nos hace iguales

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

La maquinaria encargada de aplicar la vacuna a los primeros segmentos de la población en territorio nacional funciona como un reloj. La agilidad del mecanismo para la aplicación a personas mayores de 60 años ha sido ejemplo mundial de precisión.

El asombro generalizado a lo largo y ancho del país muestra la eficacia de un proyecto que surge de una necesidad que no tenía antecedente en el mundo. Los esquemas de vacunación en México han sido ejemplo a seguir para otros países y objeto de reconocimiento internacional en un proceso donde lo mismo intervienen voluntarios, personal de Salud, Guardia Nacional y la Secretaría de Marina. Así también debe reconocerse la labor, sobre todo de jóvenes implicados en los gobiernos municipal, estatal y federal en este proceso de sobrevivencia y salud.

La rapidez de este proceso hace de las aplicaciones más tardadas aproximadamente 40 minutos, tomando en cuenta que 20 minutos están dedicados a la recuperación y vigilancia de las personas a las que se les aplicó la vacuna, lapso en el que ofrecen agua y palanquetas de cacahuate o amaranto.

En el norte del país se ha facilitado el paso a quienes quieran aplicarse la vacuna en territorio estadounidense, donde lo mismo puede comprarse o aplicarse gratuitamente, dependiendo del lugar donde se inyectan el antídoto.

Hay paquetes de turismo de salud, que van desde los 800 dólares, y no existe una vigilancia estricta. Se entiende este tipo de apertura en la llegada de mexicanos a los estados del sur del vecino país del norte, porque pensando en que pudieran aplicarse las vacunas gratuitamente, la cual tiene un valor de 40 dólares en promedio, el ingreso de dinero a la economía de Estados Unidos es importante, sobre todo en momentos en los que la pandemia afectó el ingreso de turistas.

Porque el promedio de divisas que ingresan por mexicano es de 1,200.00 dólares, a cambio de 40 dólares de inversión por persona, ya que no sólo es el ingreso por las aduanas, sino la estancia de por lo menos una noche, el consumo de alimentos y otro tipo de gastos.

Los estados sureños del vecino país han visto una reactivación importante en su economía a causa de esta movilización de mexicanos y de otros países de Centro y Sudamérica, lo que permite, al mismo tiempo, que la cantidad de vacunas destinadas a los mexicanos alcancen con holgura para quienes no tienen posibilidades de viajar al vecino país a inmunizarse.

La confluencia en México de los mexicanos a los centros de vacunación es un ejemplo de igualdad social, donde sin importar el nivel económico de quienes son beneficiados con la vacuna gratuita, su aplicación fue siguiendo el orden alfabético como única normatividad. Todos los mexicanos son en ese momento, iguales ante los servicios de salud y así debe ser también en cuanto a la justicia y el derecho. Porque no debe haber mexicanos de primera y de segunda, todos coludos o todos rabones ante la salud y la vida. Así también ante las leyes, el derecho y la justicia. PEGA Y CORRE. – Martín Camargo de la Peña, candidato del PAN a la presidencia municipal de Tlacotepec de Benito Juárez, en Puebla, fue sorprendido disfrazado de adulto mayor para poder vacunarse cuando todavía no le tocaba. Los pobladores aseguran que también su familia intentó engañar a las autoridades sanitarias… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com