La consulta surrealista

Por: Ricardo Homs

La consulta para enjuiciar a los expresidentes, que se llevará a cabo el primero de agosto, es un contrasentido, pues en la boleta que el INE pondrá a disposición de los votantes se consignará una respuesta que no responde a lo que el ciudadano común cree que está votando.

La solicitud realizada por el Gobierno de la república a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para orientarle sobre la constitucionalidad de la consulta popular, dio por resultado que junto con el veredicto de constitucionalidad expresado como resultado de una votación realizada por los ministros, se anexó la reformulación de la pregunta eliminando toda referencia a expresidentes de la república y sus nombres, y sustituyendo al sujeto de la consulta por “actores políticos del pasado”, que es lo que el Congreso de la Unión publicó en el Diario Oficial de la Federación, que es el máximo instrumento informativo del Estado Mexicano.  Sobre la respuesta de la SCJN, el INE redactó la pregunta que aparecerá en la boleta que debemos llenar los mexicanos.

Sin embargo, tramposamente y de modo informal, desde la 4T se sigue denominando a esta consulta del modo en que originalmente fue concebida: o sea el juicio contra los expresidentes de la república. No obstante que el INE públicamente está definiendo al electorado el sentido real de la consulta.

En el estado de Guerrero y otras zonas del país se promueve la consulta con el mismo póster anterior, donde aparecen cuatro expresidentes, lo cual quizá podría ser constitutivo de delito desde las leyes que regulan nuestra vida electoral y las consultas que se derivan de este ámbito que coordina el INE.

En el manejo comunicacional cotidiano es donde se hace el juego de la manipulación de las percepciones ciudadanas: la votación terminará dando un veredicto sobre algo tan ambiguo como “los actores políticos del pasado”, pero los votantes sienten que participan de una consulta para enjuiciar a los expresidentes.

Cuando la SCJN dio la diplomática respuesta que ofrecía una nueva redacción de la pregunta y la definición de constitucionalidad para consulta, a partir del nuevo texto, se dio a los promotores de la consulta una salida decorosa para declinar la realización de este ejercicio y no caer en la provocación jurídica a la SCJN, como hoy está sucediendo. A final de cuentas el objetivo de denostar y exhibir públicamente a los expresidentes del “periodo neoliberal” ya se había logrado durante los meses anteriores.

¿Qué caso tiene realizar una cuantiosa inversión de 528 millones de pesos para esta consulta que no será lo que parece ser?

Para ello el INE instalará entre 50 mil y 59 mil mesas receptoras. Sin embargo, aun siendo vinculante si se lograse el 40% de participación ciudadana, no tendrá sujeto en específico sobre el cual aplicar el veredicto.

Podríamos decir que nació muerta esta consulta, pues deja en la orfandad el fin que originalmente fue su objetivo.

La consulta, ante el imaginario colectivo, es en sí misma un juicio que arrojará un veredicto sobre la existencia de un acto delictivo de los expresidentes… cada uno de ellos por un hecho realizado en uso de las facultades constitucionales de su cargo.

Tan es inconstitucional una consulta sobre la culpabilidad de los expresidentes, -la cual originalmente pretendía ser un juicio público-, que lo que autorizó la SCJN fue una consulta totalmente diferente… genérica y ambigua, que nunca menciona a ningún expresidente ni a hechos específicos.

Sin embargo, el titular del Poder Ejecutivo sí tiene toda la representatividad y el derecho de presentar ante el Poder Judicial, a través de los instrumentos jurídicos que correspondan, una querella en contra de cada uno de los expresidentes y el juicio no tendría que llevarse públicamente, sino en el ámbito judicial, y sólo hasta que exista un veredicto este podría hacerse público.

En fin, este será un show mediático que en el centro tiene atrapada a las percepciones de los mexicanos, quienes acudirán a votar motivados por manifestar un deseo de justicia, que es diferente del que está en la boleta que les entregará el INE.

¿A usted qué le parece?

Facebook: @Ricardo.Homs1
Twitter: @homsricardo
LinkedIn: Ricardo Homs
www.ricardohoms.com