En Veracruz la ley se ha politizado y la justicia se ha morenizado

-Caso Rogelio Franco devela un gobierno represor y totalitario

-Cuitláhuac García intenta instaurar la dictadura perfecta

Por Ángel Álvaro Peña

En Veracruz las instituciones de procuración de justicia están al servicio del poder político de Cuitláhuac García y se han convertido en instrumentos represores de ciudadanos que no comulgan con el gobernador o con la 4T.

Pero no solo los jueces y magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz se han constituido como una extensión del Poder Ejecutivo, ya también los jueces federales se han puesto al servicio del gobierno, algunos por convicción y otros por miedo a ser despedidos.

El caso del perredista Rogelio Franco Castán es el mayor ejemplo de inconstitucionalidad, de abuso de poder y de desamparo jurídico.

Rogelio Franco Castán.

El tribunal que debía proteger sus libertades, sus derechos humanos y su dignidad humana, se convirtió en otra autoridad responsable que también violentó sus garantías, nos referimos al Juzgado Séptimo de Distrito, con sede en Tuxpan.

El Juez Federal Ricardo Mercado Oaxaca violó derechos de Rogelio Franco, porque aun cuando tenía en sus manos evidencias que demostraban la ilegal detención del perredista y la inconstitucionalidad del auto de vinculación a proceso, lo que hizo fue darle largas al asunto para mantenerlo preso.

Cuando todos esperaban que la justicia se haría presente, el juez se pasó de listo; por un lado, negó el amparo en cuanto a su detención y por el otro consideró inconstitucional el auto de vinculación a proceso. En resumen, no ordenó su libertad, dejó esta decisión a otro juez.

Ricardo Mercado es un juez que ha salido a escena en varios casos, el más reciente el año pasado, cuando siendo Juez 12 de Distrito en Materia Civil, en la CDMX, recibió la demanda de Ricardo Anaya contra Emilio Lozoya, por daño moral. El caso solo fue manoseado y terminó en manos de un juez local.

Apenas el 19 de enero del 2021, el Consejo de la Judicatura Federal inició el procedimiento de ratificación de este juez como juzgador federal. Después de ser ratificado se aprobó su readscripción a Tuxpan, a donde entró en funciones el 16 de marzo.

¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO EN VERACRUZ, EN MATERIA DE JUSTICIA?

Lo que está sucediendo con Rogelio Franco no es un caso aislado, ni un asunto particular, es una advertencia a los veracruzanos de que estamos ante un régimen totalitario que está restringiendo libertades. El estado ya está controlando el poder legislativo y judicial.

En Veracruz, con la llegada de Cuitláhuac García Jiménez la ley se ha politizado y la justicia se ha morenizado. Peligrosamente a quien no se alinea con la Cuarta Transformación se le considera enemigo público y se le persigue.

No debemos olvidar que las dictaduras y gobiernos totalitarios se vuelven más crueles cuando las instituciones que deben velar por la justicia adoptan una actitud sumisa y servil al Ejecutivo…y ya estamos llegando a eso.

Una vez que el gobierno franquea la separación de poderes, lo que viene después es una sistemática violación de la constitucionalidad y de los derechos humanos.

Por todo lo anterior, el caso de Rogelio Franco, Goyo Gómez y muchos otros políticos, debe prender las alarmas en Veracruz, porque aquí, la justicia y la libertad no valen nada.

La defensa de ROGELIO FRANCO CASTÁN corre a cargo del Despacho del LIC. JUAN K. MORENO TORRES y de sus colaboradores, LIC. RICARDO MORENO CORREA y LIC. GUSTAVO MARTÍN GÓMEZ CHAVARRÍA. Todo este equipo jurídico confía en que, muy pronto, Rogelio Franco quedará libre.