La Opinión y sus 68 años, ante nuevos retos y desafíos

Por Ángel Alvaro Peña
 
Uno de los medios de comunicación con mayor historia y tradición en Veracruz es La Opinión. Este periódico creció de la mano del auge de la industria petrolera en Poza Rica y la región, hasta convertirse en el más influyente del norte de Veracruz. Como todos los medios impresos, hoy enfrenta nuevos retos y desafíos. 
 
La Opinión nació hace 68 años, casi a la par del nacimiento de Poza Rica. Podría decirse que aprendieron a caminar juntos, pero muy pronto el diario asumió su rol y día a día documentó y contó el acontecer diario regional, con un estilo que marcó época. 
 
Detrás de la gran historia de éxito de esta empresa periodística está don Raúl Gibb Quintero y doña Margarita Guerrero, quienes dedicaron gran parte de su vida en la construcción de un gran diario y su empresa Editorial Gibb S.A. de C.V. 
 
La clave del éxito del matrimonio Gibb Guerrero fue la visión, la innovación, la constancia, el trabajo duro y una eficiente administración. En la parte periodística echaron mano de reporteros intrépidos comprometidos con su empresa y sus lectores. 
 
 
No podemos olvidar los encabezados de ocho columnas de La Opinión.
 
 
 
La segunda época de oro de La Opinión llegó con Raúl Gibb Guerrero, quien modernizó su rotativa, siguió con la línea de la innovación e inyectó sangre joven y bien preparada a la redacción.  
 
Raúl consolidó el valor y el poder de la Opinión en Veracruz. Sólo había dos medios influyentes para el gobierno y eran La Opinión y Diario de Xalapa. Lamentablemente, la tragedia tocó la puerta de esta gran empresa y con mucho dolor despedimos a Raúl. 
 
Con Norma Gibb, y su estadía de pocos años al frente del periódico, se dio continuidad a la línea marcada por Raúl, aunque ya se avizoraban tiempos complicados por el crecimiento exponencial de las redes sociales y su impacto en la industria editorial. 
 
Silvia Buis y el cambio generacional en Editorial Gibb.
 
 
NUEVA ÉPOCA 
 
La señora Silvia Gibb Guerrero asumió el control de La Opinión en un momento poco favorable para la prensa a nivel nacional e incluso mundial. A esto hay que sumarle la terrible situación política y gubernamental que se vivía en Veracruz. Fue un reto mantener la fortaleza y estabilidad del medio. 
 
Silvia logró sortear las tempestades internas y externas, pero además apuntaló la solides de La Opinión y eso es de reconocerse. La empresa también mostró su fortaleza durante la pandemia y ahora está lista para los nuevos desafíos de la era digital, de las nuevas audiencias, de los nuevos lectores y del nuevo periodismo. 
 
El nombramiento de Silvia Buis Gibb como nueva directora general de La Opinión es una señal de que están listos para dar un gran salto, para innovar y trascender. Silvita es una mujer muy preparada, con amplia experiencia en medios y con mucha visión empresarial. 
 
Ella llega en un momento en el que se están redefiniendo y reinventando los medios en todo el orbe. La estrategia de medio impreso y digital es una fortaleza a la que se le debe sacar el mayor provecho, porque hoy en día la hipersegmentación es clave. 
 
La Opinión está en el inicio de una nueva historia, con sangre joven que puede hacer época en el nuevo periodismo impreso y digital.  
 
Silvia Buis entiende perfectamente que es clave recuperar la confianza y fidelidad de los lectores, y llegar a nuevas audiencias. No dudamos que tienen todo lo necesario para dar el gran salto. 
 
Bienvenidos los cambios directivos en La Opinión, porque si le va bien a esta empresa le irá bien a sus cientos de trabajadores y sus respectivas familias.  
 
Hoy queremos que a todas las empresas periodísticas las vaya bien, porque todos los dueños están arriesgando recursos económicos y su patrimonio familiar para seguir adelante en el negocio de la comunicación.
 
La nueva era informativa, comprometida y prometedora. ¡Felicidades equipo editorial!