México en la OEI: a 28 años, triste realidad 2021

POR LA VERDAD Y LA CONFIANZA

DRA. ZAIDA ALICIA LLADO CASTILLO

El 15 de octubre de 1993, México se adhiere a la Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la cultura, organismo que desde 1949 fue creada por 700 académicos y científicos procedentes de diferentes países de Iberoamérica y que reunidos en Madrid, reconocieron la existencia de “un modo de pensar y de ser iberoamericanos” y frente a la necesidad de crear un instrumento para fomentar la cooperación multilateral entre dichos pueblos , nace así la Organización de Estados Iberoamericanos, la OEI, como una instancia internacional de carácter gubernamental con una larga andadura al servicio de la educación, la ciencia y la cultura[1]

En el caso de México, como antes decía, su incorporación fue hasta 1993 y con ello se completaba la incorporación de todos los países iberoamericanos de habla española a la OEI.

Actualmente la OEI cuenta con 23 miembros y dispone de 16 oficinas regionales en varios países y México es uno de los que cuenta con una sede. La oficina central de este organismo se conserva en Madrid, España.

Sus objetivos principales, se podrían resumir en los siguientes puntos:

  • Contribuir a fortalecer el conocimiento, la comprensión mutua, la integración, la solidaridad y la paz entre los pueblos de Iberoamérica, fomentando el desarrollo de la educación y la cultura como alternativa válida y viable para la construcción de la paz.
  • Preparar al ser humano para el ejercicio responsable de la libertad, la solidaridad y la defensa de los derechos humanos y apoyar los cambios que posibiliten una sociedad justa para iberoamericana.
  • Facilitar las relaciones entre la ciencia, la tecnología y la sociedad en los países de Iberoamérica analizando las implicaciones del desarrollo científico-técnico desde una perspectiva social y aumentando su valoración y la comprensión de sus efectos por todos sus ciudadanos. [2]

Ahora bien, y ¿de qué le ha servido a México pertenecer a este importante organismo mundial? Pues de mucho, porque para nuestro país ha sido de vital importancia pertenecer al mismo, ya que, en el ámbito educativo, el tema de las agencias internacionales ha permitido articular el debate sobre la internacionalización de las tendencias educativas contemporáneas. Y por otra parte compartir esfuerzos con diversos países en la creación de objetivos comunes y su cumplimiento, intercambiando estrategias y proyectos para lograr que los niveles educativos, tecnológicos y culturales de México se mejoren y profesionalicen.

Sin embargo, ¿qué sucede en este año 2021, en el que se cumplen 72 años de la fundación de la OEI?, pues que tal aniversario no encuentra a México en los mejores términos ni para la ciencia, ni para la cultura y menos para la paz.

Por una parte, la persecución de 31 científicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) acusados -sin documentos probatorios- de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita (acusados en tres ocasiones y tres veces rechazado por un juez) por la FGR (Fiscalía General de la República), y que no ha quedado en eso, sino que el caso ha tomado el giro, de hostigamiento y ha generado un ambiente ríspido de desconfianza y confrontación entre la comunidad científica y académica y el  propio gobierno. Como así lo afirmara el antropólogo Roger Batra Premio Nacional de Ciencias y Artes y uno de los 31 signatarios: “Incluido yo, que con mucha frecuencia soy insultado, hay constantemente agresiones verbales que ya están pasando a intentos de represión”. [3]

Así mismo, la presencia de acciones que se han extendido hacia otras direcciones, las más importantes: 1) la reducción de recursos para investigación, docencia y cultura, 2) la suspensión de apoyo a becarios de postgrado en el extranjero e investigadores jóvenes y,  lo más grave, 3) la tendencia a denigrar la actividad científica, “que solo abona en la dirección de intimidar, denostar y despreciar la actividad científica comprometida con los valores de la verdad, evidencia empírica y objetividad”. [4]

Pero hay otro tema, que se viene arrastrando desde 2019, el desafío diplomático contra España que emitiera el gobierno de México en una misiva, que fue respondida por el país ibérico “lamentando profundamente su publicación”, y, que rechazó con firmeza, lo que rompe con los vínculos de respeto y solidaridad entre ambos pueblos, que siempre han colaborado históricamente unidos no solo en la ciencia y la cultura sino en proyectos internacionales económicos y políticos.

Y en el tema de la paz, tampoco la situación es optimista, incluso se presenta como uno de los agravantes mas serios que tiene nuestro país en la actualidad. De acuerdo con la organización internacional Indice de Paz 2021, México se ubica en los indicadores más bajos. Destaca que “durante los últimos 10 años México ha experimentado una caída en los indicadores que conforman esa medición y actualmente se coloca en la posición 123 de 163 (en términos de inseguridad). Entre 2015 y 2020 la paz en esta nación cayó 18%”[5] Y a ello se agrega, que México abona a la lista de las ciudades más violentas del Mundo, a 5: Tijuana, Juárez, Uruapan, Irapuato y Obregón.

Luego entonces, instancias como OEI, que ayudan a la cooperación entre los países iberoamericanos en el campo de la educación, el saber científico, la tecnología y la cultura dentro del contexto del desarrollo integral, la democracia y la integración regional y a la cual México está integrado, al paso que vamos, habrá de prescindir en breve de la presencia de nuestro país , pues ante el panorama desalentador que se vive hoy en materia de nula  valoración a la ciencia, la cultura y el bajo nivel de paz con el que nuestro país es percibido en el mundo, además  del desinterés de apoyar a estos rubros, lo puede orillar a caminar  hacia una espiral regresiva, devaluando y restándole importancia internacional, a sus instituciones académicas y de investigación y a miles de docentes y científicos mexicanos, que han trabajo por décadas para darle a nuestro país el lugar de excelencia que hasta hoy ha ostentado en el mundo.

Hago votos porque se rectifique a tiempo.

Gracias y hasta la próxima.

 

[1] http://oei.org.mx/acercade/acercade        

[2] Ibid.

[3] https://elpais.com/mexico/2021-09-28/esto-ha-llegado-a-un-grado-de-persecucion-inquietante-31-premios-nacionales-se-unen-al-repudio-por-la-orden-de-arresto-de-cientificos-del-conacyt.html

[4] Colegio de Bioética, Carta de repudio de 36 médicos dirigido al gobierno federal. Y sumándose en apoyo más de 200 académicos de El Colegio de México.

[5] https://www.eleconomista.com.mx/politica/Aumenta-la-violencia-y-el-gobierno-prefiere-incrementar-el-presupuesto-al-Ejercito-que-a-los-sistemas-de-seguridad-y-justicia-20210518-0069.html