Busca Perú castración química contra violadores pedófilos

 

Perú.  El gobierno de Perú presentará un proyecto de ley para permitir la castración química como castigo por violar a una menor, dijeron miembros del gabinete a periodistas, luego de la indignación nacional por la violación de una niña de 3 años.

Consideramos que esta medida será una sanción adicional para quienes cometan violación”, dijo el ministro de Justicia, Félix Chero.

Dijo que el gobierno espera que quienes violen a menores cumplan condena en prisión y sean castrados químicamente al final de sus sentencias.

La medida se produce después de que un hombre de 48 años fuera arrestado a principios de este mes bajo sospecha de violar a la niña de 3 años, que tuvo que someterse a una cirugía después de la terrible experiencia.

 

 

El presidente Pedro Castillo, un ex maestro de escuela socialmente conservador, ha apoyado el proyecto de ley y ha dicho que las personas que violan a menores deben ser castigadas de manera ejemplar.

«Esperamos que el Congreso respalde (el proyecto de ley)», dijo Castillo a principios de esta semana.

Para convertirse en ley, el proyecto de ley deberá aprobarse en el Congreso peruano, controlado por la oposición. Los conservadores constituyen la mayoría de los legisladores, incluidos algunos que han hecho una propuesta alternativa para incluir la pena de muerte como castigo por la violación de un menor.

La propuesta de castración química ha sido criticada por el propio ministro de Salud de Perú, Jorge López, así como por los padres de la víctima y por organizaciones de derechos de la mujer.

Lamentamos que el Ejecutivo no entienda la violencia sexual”, dijo en Twitter el grupo de derechos de las mujeres Flora Tristan. “Lo que necesitamos son medidas para agilizar los procesos judiciales, mejorar la atención, combatir la impunidad y fortalecer la prevención”.

Esta no es la primera vez que los políticos discuten la medida. En 2018, el Congreso presionó para incluir la castración química como castigo para quienes violen a niños menores de 14 años. La propuesta, sin embargo, no fue implementada.