Gobierno 4T es patriota, no tiene nada qué avergonzarse:Ebrard

Ciudad de México. Ante las declaraciones del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el papel de las fuerzas armadas mexicanas en la migración, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, declaró que la actual administración “no tiene nada de qué avergonzarse”.

Luego de que este domingo el republicano resaltó que en su administración se «doblegó» al gobierno de López Obrador para que se colocaran 28 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur para frenar la migración, el canciller enumeró acciones del primer mandatario en los que negó un trato inferior hacia México.

En su cuenta de Twitter, el titular de la SRE puso de ejemplo que durante la presión del gobierno de Donald Trump sobre la imposición de aranceles, López Obrador rechazó hacer de México un «tercer país seguro», condición que solicitó Estados Unidos para detener el incremento en los impuestos.

 

Aseguró que gracias a la «entereza» del jefe del Ejecutivo federal fue posible excluir el capítulo de integración energética en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, que ya se había negociado con el equipo del gobierno saliente, y que «de haberse aceptado sería imposible la autonomía que hoy tenemos».

De no ser por el presidente López Obrador, México tampoco habría podido diferir en su posición respecto a la relación entre Venezuela y Estados Unidos, y no se hubiese podido rescatar a Evo Morales, expresidente de Bolivia, cuando fue exiliado de su país”, dijo Ebrard.

Además el canciller sostuvo que el gobierno de la Cuarta Transformación es “patriota” y no tiene nada de qué avergonzarse. Además, tachó de “anti-mexicanismo” las declaraciones de Trump y aseguró que “lo que nos califica son los hechos no sus dichos”.

Lo de ayer es un hombre en campaña agitando el anti-mexicanismo que lo caracteriza. Lo que nos califica son los hechos no sus dichos», concluyó.

 

NO LE OFENDIÓ:AMLO

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador comentó que no se sintió ofendido tras las declaraciones del expresidente Trump y adelantó que no “polemizará” el tema.

A mí me cae bien el presidente Trump. Aunque es capitalista (…) Él es así y hay que ver las circunstancias”, fueron sus palabras en la conferencia matutina de este lunes.