Los tres muchachos de Cuitláhuac

 

Por Luis Ramírez Baqueiro

 

“El éxito es la más peligrosa de las drogas” 

– Billy Graham –

 

 

En Veracruz de Cuitláhuac García Jiménez comienza a enfilarse hacia el final de su mandato, ha llegado el momento de que el propio Ejecutivo Estatal comience a preparar su decorosa salida de la administración pública estatal.

No sabemos si el destino, que en los tiempos de la 4T es un tema más de suerte que de construcción, le va a favorecer con la continuidad de su paso por la función pública, quizá como próximo integrante del Senado, o quizá invitado a ocupar una cartera en la Administración Pública Federal.

Pero lo cierto es que deberá comenzar a construir una salida, para él, y para sus más cercanos.

Es evidente e inminente que la decisión por alzarse con la candidatura a la gubernatura por Morena, ha sido operada para que sea la actual secretaría de Energía, Rocío Nahle García la próxima sucesora del Ejecutivo Estatal.

Pero también saben, tanto en el Palacio Nacional en la Ciudad de México, como en el de Gobierno en Xalapa, que llegado el momento, un elemento importante será ver el posicionamiento del personaje entre la población.

Pudiera que traiga todo el apoyo del aparato de Estado, pero nada de simpatía social, y pues sería literalmente jugarse un albur, en la carrera por dar continuidad al proyecto transformador del presidente López Obrador.

En ese sentido, la máxima autoridad seguramente recurrirá a la consulta de opinión de su titular del Ejecutivo en la entidad, para preguntarle, quien piensa que pudiera ser un plan emergente.

De esta manera, Cuitláhuac García podría ser el fiel de la balanza que termina por inclinar a favor de alguno de sus incondicionales, siempre y cuando en el remoto caso se diera el escenario.

Así, el Gobernador de Veracruz, podría presentar a sus tres cartas más avezadas, los tres integrantes de su selecto grupo, en quien él ha puesto toda su confianza, y quienes le han respondido a cabalidad, a pesar de las grillas insanas que algunos miembros de su gobierno emprendieron en su momento.

Así, García Jiménez podría decantarse por los nombres de tres personajes: Zenyanzen Escobar García, José Luis Lima Franco, y Juan Javier Gómez Cazarín.

Los tres desde sus trincheras, le han dado magníficos resultados al ejecutivo, quien no ha dudado en ningún momento, por apapacharlos y fortalecerlos.

El caso de Zenyanzen Escobar resulta ser especial, pues proveniente de la lucha magisterial, el mandatario veracruzano, encontró siempre afinidad y empatía, al grado de haber sido quienes casi de manera revolucionaria provocaron la caída del priismo veracruzano al tomar las calles y avenidas en su lucha contra la mal llamada reforma educativa.

El lazo y afecto que los une se afirman indestructible, pues García Jiménez siempre encontró apoyo y respaldo del hoy titular de la SEV, quien ha resultado una verdadera revelación en el manejo y conducción de su dependencia, generando un buen trato y entendimiento con el magisterio veracruzano.

Por otra parte, el más chavo de la banda, dirían los jóvenes, resulta ser el más serio del trío, José Luis Lima Franco es un político diferente al concepto general del seguidor de la 4T.

Con un alto nivel intelectual, con amplios conocimientos de las finanzas y dineros públicos, el egresado de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana (UV) ha sido la mejor de las respuestas a un área que requería del principio de orden, y sobre todo certeza.

Su manejo discrecional, su bajo perfil mediático, lo han llevado a ser tomado en cuenta por sus pares en las entidades del sureste para representarlos en las mesas de negociación de la misma SHCP que del Banco de México.

Esa actitud, fría y responsable, lo convierten en un valiosísimo activo, que podría cambiarles el rostro a las finanzas estatales, vapuleadas por el paso de tremendas ratas de dos patas, en sexenios anteriores.

Finalmente, el mayor de los mencionados, en cuanto a edad, pero quizá el más político de los tres, es el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Así Juan Javier Gómez Cazarín ha venido realizando el trabajo fino con los actores políticos representados en el Congreso, pero, sobre todo, con todas y cada una de las autoridades municipales a lo largo y ancho del Estado de Veracruz.

Su propuesta de Reforma Electoral para la entidad, resultaría ser una suerte de propuesta anticipada, a la ahora presentada por el Ejecutivo Federal, pero que si revisamos de fondo, cubre con mayores posibilidades de ser aprobada que la misma iniciativa presidencial.

En los hechos, estos tres muchachos, son por mucho el principal activo del Gobernador García Jiménez en sus aspiraciones por garantizarse una salida digna y sin contratiempos de la gubernatura.

¿Cómo los verá el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador?, ¿Será que en alguno de ellos pudiera estar el plan B en la sucesión del 2024.

 

Al tiempo.

 

 

Correo: astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx