Musk lanza oferta de 43mdd por Twitter

 

Los Ángeles. El fundador de Tesla, el multimillonario Elon Musk, ha lanzado una oferta para comprar la red social Twitter por 43, 000 millones de dólares, según una carta remitida a la junta directiva de la compañía publicada por varios medios.

Según dicha misiva, que publican tanto CNBC como Bloomberg, Musk, considerado el hombre más rico del mundo, ha ofrecido 54,20 dólares por acción en efectivo, lo que supone una prima del 54 % sobre el precio de cierre del pasado 28 de enero, el día antes de empezar a invertir en Twitter.

 

APUNTA A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

La intención del magnate es hacerse con el 100% de la compañía y retirarla de cotización. En concreto, en la documentación remitida a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (conocida en inglés como SEC o Securities and Exchange Commission) Musk ha asegurado que invirtió en Twitter por “cree en su potencial para ser la plataforma de la libertad de expresión alrededor de todo el mundo”. El magnate ha asegurado a la CNMV estadounidense que cree que “la libertad de expresión es un imperativo social para el funcionamiento de la democracia”.

Sin embargo, ha lamentado que la compañía no sirve a este fin tal y como está concebida en la actualidad y ha apuntado que:

“Twitter necesita ser transformada en una empresa privada”. En cualquier caso, ha añadido que se trata de «su mejor y última oferta y que , si no es aceptada, me replantearé mi posición como accionista”.

Musk ha medido sus movimientos en los últimos días. La decisión de no entrar en el consejo de administración de Twitter el lunes de esta semana dejaba la puerta abierta a una oferta como la que hoy ha puesto sobre la mesa. 

En concreto, según medios como ‘The New York Times’, el asiento que se había reservado al dueño de Tesla tenía una contrapartida importante: según un acuerdo previamente firmado, no podía comprar más del 14,9% de las acciones mientras formara parte de este organismo hasta 2024 y renunciaba a tomar las riendas de la compañía. Visto lo sucedido, el magnate va a por todas.