PRD pierde espacios legislativos

Por Ángel Álvaro Peña

Las señales estaban dadas de tal manera que el progresivo debilitamiento de los partidos que conforman la alianza opositora ahora tienen su primera consecuencia negativa y es lógico que haya sucedido en lo más delgado de la cuerda: el PRD. Partido de traiciones, oportunismos, venta de candidaturas, de caprichos, de chantajes y de corrupción.

El PRD ha cerrado oficinas a lo largo y ancho del país y suele dejar solos a sus verdaderos, lideres para encausar beneficios personales de los miembros de su cúpula.

Otra de las fuerzas política que por su poca o nula representación quedará fuera de este espacio es Movimiento Ciudadano. Partido que había muerto hace poco más de cuatro años y que por negociaciones en lo oscurito recupero su registro pero no en las urnas sino por acuerdos que se mantienen en secreto hasta el momento.

Resulta que a partir de mayo ese partido estará fuera de la Comisión Permanente del Congreso en el Senado de la República. La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados decidió con el voto de Morena, PT y PVEM, dejar fuera de la Comisión Permanente del Congreso a los grupos parlamentarios de Movimiento Ciudadano y PRD.

El coordinador de MC, Jorge Álvarez Maynez, calificó de increíble que el bloque mayoritario haya tomado esta decisión en un flagrante desacato a la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, por lo que presentarán de inmediato ante esa institución, un incidente por inejecución de sentencia. De hecho, estos dos grupos responsabilizan de su descalabro al PAN y al PRI, además de que Morena planteó este panorama.

En enero pasado, los magistrados resolvieron que en la próxima integración de la Permanente, todas las bancadas tuvieran presencia conforme a los principios de máxima representación efectiva, proporcionalidad y pluralidad, por lo que ni el PRD ni MC tienen la suficiente representación social, incluso el partido naranja ya había sido excluido de la Permanente

Para que el Partido del Trabajo tuviera más espacios en esa instancia, tres diputados de Morena se incorporaron de última hora al grupo parlamentario petista. Se trata de Jorge Luis Llaven, Juan Bertín y Raymundo Atanacio Luna. Con esa estrategia la fuerza política que dirige Alberto Anaya logró colocar a dos de los suyos en la Comisión Permanente.

Por su lado, el PVEM también tendrá 2 representantes, Morena 8, el PAN 4 y el PRI 3. Pero esto no quiere decir que esa panorámica pueda tener otro rostro después de las elecciones del próximo 5 de julio, por lo que PAN y PRI deben poner sus barbas a remojar.

Rubén Moreira, líder de la bancada del tricolor, expresión su inconformidad con la decisión del bloque mayoritario y expuso que si el PRD le solicita la oportunidad de participar en la Permanente, su partido le dará espacios, porque son aliados electorales.

Ante esta situación la alianza electoral se extiende a conformar una alianza legislativa con la enseñanza que les arrojó la unidad en la votación del pasado 17 de abril, donde la mayoría opositora rechazo la reforma eléctrica.

Por su parte debe considerarse que la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, para que no se puedan impugnar decisiones del Congreso, por lo que este conflicto todavía no terminan, aunque se considera que tendrá los mismos resultados, ya que otorgarles un espacio en la Comisión Permanente implica menos oportunidades a los partidos que tienen peso social.

El PRD había previsto la falta de representación en el senado debido a que sólo puede representar un partido cuando hay cinco o más senadores; sin embargo, la panista Xóchitl Gálvez se ofreció para pasarse a ese partido, como respiración artificial en su agonía, aunque ella sigue diciendo que es panista. Sólo así pudo sobrevivir el PRD en esa representación, pero no por méritos propios sino porque la sociedad así lo considera necesario.

Esta circunstancia ocurrió ante el cambio de partido de senadores del PRD que no se detiene porque es evidente que carece de fuerza social y, por lo tanto, de fortaleza electoral. El partido más débil de la alianza opositora es el PRD, pero el PRI se desmorona con las declaraciones temerarias de su líder nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, contra quien acaba de iniciarse una investigación por enriquecimiento inexplicable, levantada por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores.

El Fiscal General del Estado de Campeche, Renato Sales Heredia, reveló que se integra una carpeta con varias denuncias sobre ese delito.

Por su parte, el líder del PAN tiene el grave problema de carecer del mínimo número de militantes que exige la ley electoral para mantener su registro. Y siguen desertando de la militancia líderes y militantes de base hasta dejar a ese partido sólo en el cascarón porque no tiene más gente que su cúpula partidista y sus legisladores. La gente le ha dado la espalda, sobre todo después de la votación contra la reforma eléctrica del 17 de abril en la Cámara de Diputados.

Incluso en sus bastiones la población comienza a rechazar a ese partido, a grado tal que lo que consideraban un bastión inquebrantable, o sea Aguascalientes, ya dudan que puede mantenerse bajo las siglas del blanquiazul. Ahora, la senadora panista Gloria Núñez dejó su partido para incorporarse a Movimiento Ciudadano con lo que ese partido ya suma 10 legisladores. El PAN debe concentrarse en algo más que gritos y sombrerazos en el Congreso

La solución para no perder el registro la saben los partidos de oposición, pero no les conviene, en lo personal, dedicar tiempo y espacios a la población, prefieren enriquecerse que mantener el registro de sus respectivos partidos que podrían desaparecen en las elecciones de 2024.

PEGA Y CORRE. Con la reforma electoral propuesta por el Presidente ahorrará al erario 24 mil millones de pesos, y dejaría sin privilegios a varios grupos de poder, sobre todo incrustados en la estructura del INE…

 

Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.