Total impunidad en el México más violento

Por Mónica Camarena Crespo

Cualquiera puede salir a matar sin que nadie haga nada; huir de manera cobarde y las imágenes, en caso de que haya cámaras de seguridad, da lo mismo, en México no pasa nada y en Veracruz, menos.

En febrero, la Sociedad Interamericana de Prensa hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a “suspender de inmediato las agresiones e insultos, porque este tipo de ataques desde la cúpula del poder fomentan la violencia contra la prensa”.

En lo que va del año van 11 periodistas asesinados en el país, como siempre, Veracruz marca el negro récord, apenas ayer dos reporteras en el sur del estado fueron asesinados de manera artera y violenta.

El pasado 3 de mayo Human Rights Watch, con ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa, daba a conocer que México sólo ocupaba la segunda posición después de Ucrania (en guerra) como el país más letal para periodistas.

Las condenas de ese organismo fueron contundentes, Tyler Mattiace, investigador para las Américas de Human Rights Watch señaló de manera contundente “El presidente López Obrador no sólo no ha abordado la violencia contra la prensa, sino que además sigue utilizando sus conferencias mañaneras para hostigar e intimidar a periodistas”.

El informe dio cuenta de lo que todos sabemos, las autoridades en todos los niveles, rara vez esclarecen estos crímenes o enjuician a los responsables. El mecanismo de protección para defensores de derechos humanos y periodistas del gobierno federal tiene una capacidad limitada para responder a todas las necesidades de protección.   

Lo más grave y expuesto por diversos organismos internacionales, es que la mayoría de los crímenes en México quedan impunes, incluyendo los asesinatos de periodistas. De las 105 investigaciones sobre asesinatos de periodistas realizadas por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) desde su creación en 2010, tan solo seis han resultado en condenas por homicidio. 

IMPUNIDAD

La mayoría de las denuncias penales en México no avanzan más allá de la investigación inicial, incluso cuando las autoridades han identificado presuntos responsables, esa es la cruel y absoluta realidad en el país cada vez más violento e impune.

 

ÁGORA

En Veracruz, la justicia como palabra fue borrada a modo y semejanza de la trama de la película “La Ley de Herodes”, si no la han visto, no se la pierdan y verán el “remedo” de lo que hoy pasa en el estado.

 

Twitter: @monicamarena